Últimamente cumplir con las obligaciones fiscales parece una tarea compleja o hasta una carrera de alto rendimiento, debido a las constantes modificaciones y actualizaciones que realiza el SAT a las reglas y disposiciones a las que están obligadas los contribuyentes.

Pero en realidad, ¿De que tratan estas obligaciones? a continuación te daremos una breve explicación sobre el tema. 

Obligaciones fiscales

Las obligaciones tributarias son los vínculos que se establecen por ley, entre el acreedor (el Estado) y el deudor tributario (las personas físicas o jurídicas). Éstas pueden pasar por constantes modificaciones y actualizaciones por lo que se obliga a los contribuyentes a estar bien informados al respecto.

Sin embargo, no todas las personas tienen las mismas obligaciones tributarias, esto dependerá  de cuáles son estas obligaciones, cómo aplican, las facilidades que existen y sus posibles revisiones con sus respectivas sanciones. Por ello, el SAT (Servicio de Administración Tributaria) se encarga que todos los contribuyentes cumplan con sus obligaciones fiscales y los clasifica de la siguiente manera:

Personas físicas

Sus obligaciones dependerán del régimen al que pertenezcan, por ejemplo:

Asalariados: Sólo perciben ingresos por una actividad subordinada y prestaciones de un patrón por lo tanto están obligadas a presentar declaración anual.

Honorarios: Cuando son profesionistas independientes y recibes el pago por tus servicios estas obligado a entregar recibos de honorarios los cuales deben de ser electrónicos.

Arrendamiento de inmuebles: Son quienes ponen en renta un local, departamento o vivienda

Régimen de Incorporación Fiscal (RIF): Son las personas que realizan actividades empresariales, que son dueñas de pequeños negocios o presentan algún servicio. Ellos deberán de presentar su contabilidad y facturación electrónica de manera bimestral.

Personas morales

Las personas morales se clasifican en:

Régimen general

Son sociedades mercantiles, asociaciones civiles, sociedades cooperativas de producción, instituciones de crédito, de seguro y finanzas, almacenes generales de depósito, arrendadoras financieras y sociedades de inversión que tienen como obligación fiscal:

1.- Llevar su contabilidad electrónica y facturación electrónica.

2.- Presentar la declaración informativa de operaciones a terceros, mejor conocida  como DIOT siempre que se encuentren sujetos al impuesto al valor agregado (IVA).

3.- Deben de efectuar sus retenciones al impuesto sobre la renta (ISR) en el momento en que paguen los salarios a sus trabajadores. Además del pago de reparto de utilidades y aguinaldo.

Con fines no lucrativos

Son instituciones u organizaciones cuya finalidad no es obtener una ganancia económica. Entre sus obligaciones se encuentran las siguientes:

  •  Inscribirse y darse de alta en el RFC.
  •  Expedir sus comprobantes fiscales CFDI
  •  Llevar su contabilidad electrónica.
  •  Están obligadas a enviar sus balanzas de comprobación y catálogo de cuentas.

Ahora que queda un poco más claro de lo que trata las obligaciones fiscales y pese a los recursos que ofrece el SAT para cumplirlas, en ocasiones es complicado o insuficiente realizar esta tarea, por ello una solución integral que se les ofrece a las empresas para agilizar con este cumplimiento fiscal es contar con un software de facturación electrónica o software contable que les ayude a registrar el pago de proveedores, cumplimiento de reglamentos, licencias de operaciones, transacciones bancarias y capacitaciones.